Archivo de la etiqueta: 20x20cm

Imitation and Imagination. Hidden distortions. Naturalism in art history

Noticias: Visita a Galería Artelibre, despues de Imitación y Imaginación


Imitación e Imaginación 4

Dürer-imitate-figures

Dürer, A Draftsman Making a Perspective Drawing of a Woman

Previamente

Esto es la última parte de la conferencia que dí en mayo de 2018, Imitación e Imaginación, en TRAC2018 (The Representational Art Conference) en Holanda. Mi conferencia trató del realismo naturalista, el área de tensión entre la imitación y la imaginación en el arte clásico, incluído la variante contemporánea. El naturalismo es una de las muchas expresiones del arte representacional, una con un alto grado de imitación. Vea por ejemplo un comentario respecto a una pintura bastante realista, en Facebook (28-10-2014):

Huysman. Street in Utrecht i

Gerard Huysman. Utrecht, street in backlight, oil on panel, 2013

« No entiendo por qué un artista se daría tanto trabajo para hacer un cuadro como este, que se parece tanto a una foto. Para eso tenemos cámaras. Veo la habilidad del artista, pero no el alma. »

Esto es una opinión que se oye frecuentemente. Porque realmente: ¿no es que la imitación está estorbando la imaginación? ¡Exactamente! No hay alma, no hay creatividad artística. Y de esto se trata en esta discusión.
Contestaré la opinión que el naturalismo carece de imaginación.

 

Parte 1 de la conferencia está en el blog de agosto 2017, vea Archivo.
Parte 2 en el blog de agosto 2018, vea Archivo.
Parte 3 en el blog de octubre 2018, vea Archivo.
Parte 4, última parte, es la que sigue.

El realismo del siglo diecinueve

Dos siglos después del Siglo de Oro Holandes, en 1855, el cuadro Los quebrantadores de piedras de Courbet fue rechazada por el Salón de París. Esto nos suena familiar.
Courbet luego alquiló una barraca de madera, la bautizó con el nombre Pavillon du Réalisme (Pabellón del Realismo) y ahí mostró sus obras durante la Exhibición Mundial de París. Courbet luego escribió su Manfiesto Realista. Acuñó el término realismo, fiel a la realidad, en forma y contenido.

Courbet The Stone Breakers realism

Gustave Courbet. The Stone Breakers, oil on canvas, 1849, 160x259cm

“Mitos no”, dijo Courbet. “¿Ángeles? No los he visto nunca.” Mira la realidad cotidiana, la gente ordinaria. No hay necesidad de fabriaciones. Courbet no era dogmático, a veces inventaba cosas. Pero sin duda alguna abrió una brecha en la tradición clásica donde la ‘Invención’ era idéntica a sujetos elevados e idealizados. Donde la holandeses aún observaban lo divino en la naturaleza, Courbet suprimió la dimensión metafísica.

A finales del siglo diecinueve había toda suerte de realismos; piensa en Lepage, Bougueraux, Sargent, Waterhouse, Alma Tadema, Zorn, Repin. Eran famosos en su día, pero después olvidados por la mayor parte. Pero el realismo puede ser ‘fantástico’ y de ninguna manera inferior al impresionismo contemporáneo tan apreciado. Vea Frederic Edwin Church (1826-1900) de los Estados Unidos.

Church. Twilight,

Frederic Edwin Church. Twilight, ‘Short Arbiter ‘Twixt Day and Night’, oil on canvas, 1850, 81,3×121,9cm.

O el ruso Iván Shishkin (1832-1898), un pintor eminentemente naturalista. Su Invierno es abrumador por su grandeza y realidad. Matices de color y tono extremadamente refinadas en la nieve. Una riqueza de detalles en la corteza de los abedules. De esta manera Shishkin aumentaba el grado de realidad en su cuadro.

Shishkin. Winter

Ivan Shishkin. Winter, oil on canvas, 1890, 125,5x204cm.

Algunos colegas le llamaron ‘contador de hojas’.12 Incluso hoy en día muchos docentes tienen aversión a pintar demasiados detalles, por razones comprensibles. Pero ejecutados de manera adecuada, uno puede comparar los detalles a una música en que cada nota es tocada claramente sin perder la melodía, donde la variación en la repetición sólo enriquece. La grandeza no excluye la atención al detalle.

Y ¿su toque personal? En las palabras de Van Mander: ‘¡fabricación no!, ¡ornamentación no!’. Él deja que la Naturaleza hable con su propia voz. ¡No hagas nada más!
Para eso, se necesita gran habilidad. Por muy hábil que era, algunos críticos encontraron su obra demasiado naturalista, porque era tan parecida a la realidad misma. ¿Dónde estaba la imaginación? Shishkin logró en esconderla en su arte. Más sobre eso adelante.
Él pintó de esta manera naturalista para captar las cualidades observadas, aquella hermosura que quita el aliento. ‘Es exacto como la cosa real’, dice el público, consiguiendo un sentimiento similar a la experiencia original del artista. ¿Qué hace estos cuadros tan conmovedores? No puede ser sólo la imitación, ¿o sí?

Observando, viviendo y representando

Gezien van de Riet. Observing

Gezien van de Riet. Observing

Obviamente no me atrevería a colocarme al mismo nivel que estos maestros, pero yo descubrí que el proceso de creación empieza en mi cabeza desde el momento en que la belleza del mundo exterior alcanza mi ojo: …debe ser este color…, aquel patrón…; esto debe incluirse…, aquello excluirse…
El atmósfera y la experiencia se imprimen en mi memoria. Observo más y más de lo que me atina: la arquitectura del árbol, las matices, graduaciones, peculiaridades. Una selección de todo ello, por supuesto, porque es imposible pintar cada pequeño ramo. Esa selección también se genera de mi personalidad. Una imagen se forma en mi mente.

Durante el proceso de pintar, el sentimiento o la experiencia original funciona como una fuerza propulsora y también como un crítico severo: ¿el atmósfera está siempre presente? Entonces, déjame agarrar esta brocha, escoger aquel color. El sentimiento, la experiencia, se juntan con la técnica. De esa manera el sentimiento entra en la obra de arte.

Gezien van de Riet. The Beech of Kijkuit-2

Gezien van de Riet. The Beech of Kijkuit-2, alkyd/oil on panel, 60x90cm

Todo tipo de poblemas deben ser enfrentados. Las formas y los colores tienen efectos diferentes sobre un panel que en la realidad.
Imagínate un espacio infinito donde un árbol extiende sus ramas desnudas. La pintura se limita a un pequeño cuadro. Debo compensar por ello. Porque quiero evocar justamente aquel espacio infinito, que caracteriza el atmósfera.
Una dificultad en ello es que el material pintado (“el cielo”), refleja la luz real, mientras en realidad el espacio se experimenta justamente por la luz en el aire, por las partículas de polvo que captan la luz.

Gezien van de Riet. Sketch for Beech of Kijkuit-2

Gezien van de Riet. Sketch for Beech of Kijkuit-2, pencil on paper

Errando por la representación, el ojo del observador debe gozarse libremente. Por eso, hay un patrón abstracto harmonioso subyacente a la representación, tomando en cuenta direcciones, contrastes, balances etc.
Ese patrón puede obligarte a remover ramas o doblarlas. A veces tomo una foto de la pintura en progreso para manipularla en Photoshop; eso puede ser más rápido que hacer esbozos. La ilusión del espacio en una superficie plana puede obligarte a cambiar los colores de los objetos más lejanos, incluso cuando no es conforme a como lo habías visto.

Distorciones inconspicuas

En resumen, en el realismo naturalista el pintor concientemente aplica distorciones, pero de la manera menos conspicua posible. Debe estar escondido. Cuanto más hábil la ejecución, tanto más conmovedora la representación de la experiencia. Las distorciones inconspicuas pueden ser encontradas en muchas obras de arte clásicas.¿Sentimientos personales? Sí, muy personales, pero en el sentido de un compromiso total. Lo que realmente es añadido por el artista es el encanto que estaba ahí en la experiencia original, la belleza, la excitación, guiados por su talento artístico.

Conclusión

Mirando Una calle en Utrecht a contraluz, puedes pensar: Ah sí, ya conozco eso”. Entonces seguirás tu camino y te privarás de su belleza. Esa será reservada al observador o la observadora atenta. Él o ella caminará en su mente por esa calle, con aquel atmósfera agradable. ¿Cómo se logró esto? Por toda una serie de decisiones tomadas por el artista, que las logró a ocultar.

¿La imitación es sólo virtuosismo? Es más que ello. Porque ¿cómo es posible que el arte del Siglo de Oro Holandés siga encantando a millones de personas? Los pintores mismos estaban encantados por la belleza y lo expresaron hábilmente en sus obras.

Gezien van de Riet. Reaching for the Sky

Gezien van de Riet. Reaching for the Sky, watercolour/pastel on paper, 60x40cm

Dennis Dutton plantea en su libro The Art Instinct 13) que el amor a la belleza es innato. Mientras ese amor no se extinga, siempre habrá gente captada por la belleza y artistas llevados a recrear la belleza encontrada en la realidad.
Dogmas no, por favor. Hay muchos caminos hacia la belleza; el naturalismo contemporáneo tiene derecho a su lugar en el arte y la historia del arte.

Notas

12) Henk van Os, Voor het eerst: Russische landschappen, p.39. In: Patty Wageman & David Jackson (ed.), Het Russisch Landschap. Groninger Museum, Groningen & The National Gallery, London, s.d.
13) Dennis Dutton, The Art Instict. Beauty, Pleasure & Human Evolution. New York 2009.


Noticias

Galería Artelibre

Además del libro ‘Leonardo. Guía de arte y artistas’ la Galería Artelibre publica anualmente ‘Arte y Libertad’ con alrededor de cien artistas de todo el mundo. Apareció a finales de 2018 y mi trabajo está incluído también!

My pages in Arte y Libertad XIII

My pages in Arte y Libertad XIII

Esta galería está en Zaragoza y quiere ser una ventana para artistas de todos lados. Es una galería virtual y tiene una web con much@s artistas: www.artelibre.net. Mi página es: http://www.artelibre.net/en/node/27050.
Con mucho entusiasmo, se organizan todo tipo de actividades. Como son: la publicación de libros, la organización de una competencia anual de retratos, llamada Modportrait, junto con el MEAM. También clases de arte en el taller de la galería en Zaragoza y la organización de exposiciones en otras localidades.
Cuando se habla de la galería, se hable de Jose Enrique González.

‘Our Gingko’ on the easel

‘Our Gingko’; Arantxa Lobera (left near easel) put it on the easel to show it to visitors

En noviembre del año pasado visité con mi esposo J Galería Artelibre para entregar mi obra ‘Nuestro Gingko en otoño’ para la exposición ‘20 años, en 20×20’ que marcará el 20º aniversario de la galería. Han de participar un@s 150 artistas, tod@s con una obra de 20×20 cm. Se puede decir que el 20 significa 20 años de promover el realismo. Esto me calienta el corazón! Igual que el ahinco del Museum Møhlmann en Appingedam (Holanda) o del MEAM en Barcelona.

José Enrique González, Tetuán II, Dry oil

José Enrique González, Tetuán II, Dry oil on paper, 50x40cm

José Enrique González nos recibió con toda hospitalidad y nos mostró su gran colección de obras de arte. Me mostró la técnica del ‘óleo seco’. Casi parece dibujar: debes aplicar la pintura de óleo al pincel por tanto tiempo que parece seco al tocar; luego puedes aplicarlo sobre papel, como se ve en Tetuán II.

Hemos podido asistir a la inauguración de la magnífica exposición internacional ‘Algo más que realismo’ en Zaragoza. También es un evento anual.

En resumen, nuestra visita Galería Artelibre fue una alegría y una inspiración!

Pedro del Toro, ¿Sí? Oil on canvass

Pedro del Toro, ¿Sí? Oil on canvass, 116x114cm

Opening ‘Algo más que realismo’

Opening ‘Algo más que realismo’

José Enrique González (center) at ‘Algo más que realismo’

José Enrique González (center) at ‘Algo más que realismo’

Traducción NL-ES: Jeroen Strengers